NEWS
 
 
 

Oh Locura de Diamante15 - 30 January 2014

 

Lizi Sánchez ha recibido el apoyo del Arts Council England para el desarrollo de su primera muestra individual en el Perú. Radicada en Londres desde hace diez años, la artista presentará su obra en Vertice en Enero 2014 marcando así el inicio de una nueva etapa en la galería.

Oh locura de diamante – que es el verso final del poema A vista perdida del gran surrealista local César Moro- señala con lirismo el ánimo paródico de la puesta en espacio de objetos, dibujos y pinturas de guiño modernista de Lizi Sánchez en los que pasa desapercibido el tiempo de su cita original -la del perfil de obras y artistas que retoma la exhibición- y la vencida perspectiva de su devenir histórico y gráfico actual...Lizi Sánchez organiza la superficie gráfica de su obra en los materiales sencillos del papel platino y del acrílico, partiendo a la búsqueda de develar el mecanismo por el cual formas artísticas y signos de historia específica se ven modificados por el paso del tiempo y quizás también por la nueva condición del arte atado al mercado y al culto de la celebridad: una condición en la que obra y especulación monetaria son capaces de alterar el contenido y ser contenidos en sí mismos.

Lizi Sánchez ha echado mano de las formas heredadas de la revolución del modernismo -la geometría sencilla, la forma elemental, lineal y pura- para en cierta medida llevarlas a su extremo, jugar en la parodia de la celebración bajo la forma de la cadeneta y aquello que está trunco en su desarrollo y explorar así cómo forma y diseño pueden adaptarse con facilidad al condicionamiento y abandonar contenidos radicales en beneficio de una nueva convención dictada (por el mercado, por ejemplo), o (dios no quiera) la mera decoración. Por todo eso, y de manera ejemplar, su rescate, cita y apropiación de Aprijaskis, Brancusi o Lebedev y su recontextualización buscan acercarse a ese filo paródico: un acceso al desmontaje de un mecanismo simbólico en el que la historia del arte pueda seguir siendo el genuino lugar de renovación creativa y no sólo ese seguro instrumentalizado por el cual mercado logra mantener o inventar el por ahora inagotable valor del proceso artístico contemporáneo.

Extracto de Oh Locura de Diamante, Rodrigo Quijano, 2014



 

 

BACK TO NEWS